Las barreras emocionales para escuchar: un obstáculo silencioso en tus habilidades comunicativas

Profesional que quiere aprender y potenciar sus Habilidades Comunicativas

¿Has sentido alguna vez que, a pesar de escuchar, no estás realmente comprendiendo lo que te dicen? ¿Te has preguntado por qué ocurre esto? Entra y descubre el mundo invisible de las barreras emocionales para escuchar.

 

¿Qué es la escucha emocional?

 

Primero, hablemos de escucha emocional. La escucha emocional es un aspecto fundamental de las habilidades comunicativas. No se trata solo de oír las palabras, sino de entender los sentimientos y emociones detrás de ellas. Es un proceso que requiere una atención total para ser efectivo. Pero, ¿qué sucede cuando nuestras propias emociones entran en juego?

 

Las emociones y su impacto en nuestras habilidades de escucha

 

"Lo que se dice no establece una comunicación, sino lo que se escucha." – Paul Watzlawick

Existen estadísticas que nos revelan que, al día, un ser humano medio puede llegar a tener hasta 60,000 pensamientos. Si, en medio de estos pensamientos, nuestras emociones toman el control, se convierten en barreras para una escucha efectiva.

 

Las barreras emocionales y su influencia en la escucha

 

Hay una relación inversa entre la escucha y las emociones alteradas. Cuanto más te alteras, más difícil se vuelve escuchar a alguien. Los sentimientos negativos intensos, como la ira, la autocompasión o la tristeza, nos hacen centrarnos en nosotros mismos, eliminando nuestra atención del proceso de escucha. Si quieres apaciguar una discusión, la mejor manera es dejar de hablar y empezar a escuchar.

 

¿Puede un gatillo emocional ser una barrera para la escucha efectiva?

 

Definitivamente, sí. Las emociones negativas como la tristeza, la ira o el desagrado personal pueden filtrar lo que escuchas para que coincida con tu estado de ánimo. Pueden incluso distraerte de la escucha por completo. Los buenos sentimientos también pueden generar descuido: ser optimista, emocionarte o simpatizar con un orador puede hacer que vayas con la corriente de lo que escuchas. Podrías perder el foco, pasar por alto los detalles o dejar de pensar de manera analítica.

 

La neutralidad y la apatía

 

Incluso mantenerse neutral puede descender a la apatía y a una escucha parcial. Cuando dejas de poner energía en la escucha, dejas de hacerlo atentamente.

 

¿Cómo afecta la escucha a las emociones?

 

La clave está en ser consciente de tu estado. Si sabes que no puedes escuchar bien debido a tu estado emocional actual, puedes tomar medidas, por ejemplo, mover conversaciones importantes a un mejor momento o compensar haciendo un mayor esfuerzo del que naturalmente harías.

 

Manejo de argumentos y conflictos

 

En el caso de las discusiones en casa, puede ser muy útil acordar un sistema de tiempo fuera que permita a todas las partes tomar un descanso y calmarse para que, cuando se reanude la conversación, la escucha pueda tomar el lugar de los gritos. Todas las partes deben acordar de antemano que, cuando se pide un tiempo fuera, no hay negociación ni discusión; también, pedir un tiempo fuera debe incluir acordar un tiempo para reanudar la conversación dentro de un límite máximo preacordado.

 

Ejemplos de escucha emocional

 

Imagínate en medio de una discusión acalorada. Las emociones están en su punto máximo y las palabras vuelan como dardos envenenados. Pero, en lugar de responder con más palabras, decides escuchar. Escuchas no solo las palabras, sino también la frustración, el miedo o la tristeza detrás de ellas. Al hacerlo, cambias la dinámica de la conversación. Tu escucha activa y empática puede calmar a la otra persona y abrir la puerta a una comunicación más constructiva.

 

Superando las barreras emocionales en la escucha

 

Al tomar conciencia de las barreras emocionales para escuchar, y al dedicar un tiempo a preguntar si existen y tienen algún efecto en tu vida, puedes manejarlas, a menudo con efectos dramáticos en tu poder y efectividad en la comunicación. No subestimes el poder de una escucha efectiva. No solo mejorará tus habilidades comunicativas, sino que también te permitirá conectar de una manera más profunda y significativa con las personas a tu alrededor.

 

Recuerda...

 

Las emociones son una parte integral de nuestras vidas y pueden influir en nuestra capacidad para escuchar de manera efectiva. Pero con conciencia y práctica, podemos aprender a manejar nuestras emociones y mejorar nuestras habilidades de escucha. Al final del día, una buena comunicación comienza con una buena escucha. Así que la próxima vez que te encuentres en una conversación o en una discusión, recuerda: no solo oigas, escucha.

Por cierto, puedes ahora acceder a los mejores cursos PREMIUM para que potencies tus Habilidades Comunicativas en el ámbito profesional y personal. Comunicarte bien es sinónimo de éxito, y lo sabes. Lo bueno es que PUEDES HACER TODOS LOS CURSOS ONLINE PREMIUM con una tarifa plana MÍNIMA al mes, por suscripción mensual, como Netflix, pero mejor, porque aprenderás mucho. Entra ahora AQUÍ y comienza a desarrollar esas habilidades comunicativas con una tarifa mínima al mes>>>

Suscríbete al único newsletter de IA que no te habla de aspectos técnicos sino que se centra en LOS BENEFICIOS que puedes sacarle a la Inteligencia Artificial. Es gratuito.

Te enviaremos un mensaje semanal, y de vez en cuando alguno adicional si sale algo importante, para que tengas la información lo antes posible.

Javier G.

CEO

Patricia López

Sales Manager

María Gómez

Customer Support

¿SPONSORING?


Tenemos +30.000 miembros interesados en IA. Si quieres ser sponsor de nuestra newsletter escríbenos a:

(We have over 30,000 members interested in AI. If you want to sponsor our newsletter, write to us at:): [email protected]